Paraguay: La temeridad, causa principal de los accidentes de tráfico

TravesiaLatam-paraguay: la temeridad causa principal de los accidentes de trafico

Entre 2008 y 2016, los siniestros viales se cobraron la vida, como promedio anual, de entre 1.000 y 1.200 ciudadanos

 

La temeridad en las acciones de conductores y también de transeúntes es la causa principal de los accidentes de tráfico ocasionados en Paraguay y que origina la muerte de miles de personas.

 

De la totalidad de fallecimientos que se produjeron el año pasado en el país, 265 correspondían a peatones que, como sucede también con los chóferes, se ven afectados por la falta de una señalización vial apropiada.

 

La mayor parte de las personas hacen caso omiso al precepto de cruzar una vía por sus esquinas, lugar donde están ubicados los pasos de peatones, o esperar ante la luz roja de los semáforos para continuar después su marcha.

 

Según el Observatorio Vial, de 2008 a 2016 perdieron la vida a causa de incidentes vehiculares entre 1.000 y 1.200 ciudadanos como promedio anual.

 

Según el concejal de Asunción, organizador de la segunda edición del Congreso Municipal de Tránsito y Seguridad Vial en Asunción, Julio Ullón, la situación es muy grave y entre todos los actores se debe buscar una solución a esta plaga que mata a mucha gente.

 

El concejal indicó que el pasado año fallecieron por esta causa 1.202 personas, de las que el 52% eran motoristas y el 22% peatones.

 

Con este Congreso, celebrado el pasado mes, se quiere generar un espacio de discusión y debate para analizar, planificar y desarrollar acciones de prevención para una eficiente política municipal de tráfico y seguridad vial. Los temas que se trataron fueron sobre tecnología del transporte y tráfico, seguridad vial, transporte urbano sostenible, ingeniería del tráfico, modelos de gestión del transporte y tráfico, infraestructura del transporte, planificación y políticas de transporte en la ciudad de Asunción y normativa legal del tráfico y transporte público en Paraguay.

 

Fuente: Prensa Latina